Docentes Investigadores de la Universidad del Quindío descubrieron un proceso nuevo y único para potabilizar el agua y evitar el consumo de los parásitos responsables de enfermedades por diarrea en niños.

El nuevo proceso de limpieza de agua potable fue el resultado de un estudio de parasitología molecular, realizado por el Centro de Investigaciones Biomédicas de la Facultad de Ciencias de la Salud, la Sociedad Colombiana de Pediatría Capitulo Quindío y las Empresas Públicas de Armenia EPA, quienes ahora podrán reducir la presencia de parásitos mediante este nuevo estudio de monitoreo diferente al cloro.

Según Jorge Enrique Gómez Marín, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Quindío, el avance científico fue realizado con las Empresas Públicas de Armenia EPA, entidad que se convierte en pionera en Colombia por desarrollar un programa de monitoreo y vigilancia periódica para estos parásitos de gran impacto para la salud humana.

Con este estudio la Universidad del Quindío lidera a nivel nacional los estudios de parásitos en el agua como el Toxoplasma, que siempre se relacionaba con el contacto con gatos, y ahora, se evidencia que se debe al agua tratada que pasa por el acueducto. Gracias a este avance, se está entendiendo por que el parásito tiene tanta relevancia y porqué la mitad de la población colombiana padece esta infección, indicó el Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud.

A partir de esta primicia científica, los investigadores crearán un Sping Off que permita trasladar el conocimiento a empresas prestadoras del servicio público, instituciones educativas, y otras entidades de la región con el fin de implementar el nuevo proceso de medición único en Latinoamérica para detectar otros parásitos que no son eliminados con el tradicional proceso del cloro en el agua.

La recomendación de los expertos, es que el agua para consumo humano sea hervida, ya que muchos parásitos no son eliminados con el tradicional proceso de limpieza con cloro, advirtió el doctor Gómez Marín.