Cargando contenido

El dirigente indígena prefirió renunciar a su cargo antes de seguir poniendo en riesgo a los suyos.

Amenazas
Imagen de ilustración de amenaza.
RCN Radio

Un dirigente de las comunidades indígenas de Risaralda, quien contaba con esquema de protección por parte del Estado y que hace poco le fue retirado el mismo, nuevamente recibió amenazas de muerte.

Raúl Guasiruma, dirigente del Resguardo Unificado Chamí de Pueblo Rico, municipio del occidente risaraldense, señaló que mediante un serie de mensajes de texto que llegaron a su celular personal nuevamente fue amenazado.

Lea también: Sin iniciar clases están 200 docentes de Quinchía en Risaralda

Pero esta vez las amenazas fueron más allá, pues ya no solo hablaban de que iban en contra de su humanidad, sino que anunciaban tomar acciones directamente contra algunos de sus familiares más cercanos. 

Ellos dicen que están cansados de mí y de mi familia en el pueblo. No entiendo qué es lo que pretenden hacer estas personas, no entiendo qué quieren o yo qué les hice de malo”, indicó Guasiruma. 

El líder indígena señaló también que aunque volvió a colocar nuevamente la denuncia ante las respectivas autoridades competentes, prefirió hacerse a un lado de su cargo como autoridad mayor del Resguardo Unificado Chamí, para evitar riesgos contra su vida y la de sus allegados.

“Yo mejor decidí retirarme del cargo como autoridad mayor del Resguardo porque no puedo seguir exponiéndome ni tampoco a mi familia así como así, me toca tomar precauciones y pues lo mejor y a la vez lo más seguro para todos era que yo entregara mi puesto y así lo hice”, explicó el líder indígena risaraldense. 

Según Guasiruma, en tan solo dos meses son varias las amenazas que ha recibido y aunque existe un riesgo latente contra su vida señaló que la Unidad Nacional de Protección le quitó el esquema de seguridad con el que contaba hasta hace poco. 

Le puede interesar: Elección de fiscal General en la Corte Suprema fracasa nuevamente

“A mí, debido a otras amenazas de tiempo atrás, me tenía la UNP con esquema de seguridad, pero el Estado simplemente de la nada me lo quitó y pues ahora otra vez me toca vivir esto, pues en noviembre recibí unos mensajes de texto con amenazas y ahora otra vez vuelven a aparecer”, dijo.

Por ahora, el líder indígena se encuentra a la espera de que las autoridades realicen sus labores luego de haber puesto la respectiva denuncia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido