Foto/ CRIDEC

Después de la muerte del ex gobernador indígena, de la comunidad Totumal, Jesús María Morales Morales, en el municipio de Belalcazar, Caldas, la coordinadora del Concejo Regional Indígena del departamento, Martha Hernández, hizo una nueva denuncia, ante el inminente riesgo en el que se encuentran los líderes de diferentes etnias porque les han quitado la medida cautelar de protección, apenas dejan de ser gobernadores.

“A algunos, la única medida que les han asignado es un medio de comunicación, otros por el contrario no tienen ningún tipo de medida, y nos parece muy preocupante porque hay situaciones que se están tornado muy complicadas, que consideramos que es importante que se le preste mayor atención, a esta situación, pues vemos que poco se esta minimizando la problemática con las comunidades indígenas ”, señaló la vocera.

Frente al hecho violento del que fue víctima uno de los integrantes, manifestó que le pide a las autoridades judiciales, Fiscalía y Policía que trabajen acuciosamente, pues al mencionado líder se le cumplió esa medida y posteriormente desapareció por completo, y que como él,  hay cientos de líderes mas.

Finalmente, indicó la Coordinadora  que incluso las denuncias y solicitudes realizadas de análisis de riesgo por parte de líderes de los territorios indígenas del departamento de Caldas han sido calificadas como riesgo ordinario, negándoles el derecho a la protección como lideres en inminente estado de riesgo.