Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Manizales alcanzó cifra record de contagios desde que comenzó la pandemia.
Archivo RCN Radio

Con 1.098 contagios notificados por la Dirección Territorial de Salud, la capital de Caldas alcanzó en un solo día la cifra récord en materia de infectados, desde que comenzó la pandemia del Covid-19. Manizales fue la localidad que más contribuyó para que el departamento también alcanzara la preocupante cifra de 1.593 casos en un solo día.

“Estamos con mil casos diarios, quiere decir que no hemos llegado a la meseta, y ya presentamos ocupación por encima del 95% cuando estábamos en 600 casos, quiere decir que la ocupación máxima la vamos a tener casi hasta agosto del presente año”, aseguró el médico microbiólogo Sebastián Hernández Botero, asesor de la Dirección Territorial de Salud de Caldas para la atención del Covid-19.

Estas cifras récord llegan en el momento más álgido del pico pandémico para esta región, que está en riesgo inminente de colapso hospitalario, pues presenta una ocupación del 95,7% de camas UCI en todas las instituciones hospitalarias del departamento.

Hernández Botero advirtió sobre lo que representan estas grandes cifras de contagio para la red hospitalaria de Caldas: “Las personas que se infarten, que se accidenten, que les dé un derrame no van a tener casi sitio donde ser atendidas, luego la única forma que tengan algún chance de sobrevivir es que no salgamos de las casas en las próximas tres semanas a nada que no sea absolutamente necesario”, sostuvo.

El número de positivos fue mayor incluso a las 1.568 muestras tomadas en este territorio. Caldas también reportó 13 personas muertas en el último informe y durante toda la pandemia ya suma 1.675 decesos.

Finalmente, Sebastián Hernández Botero, asesor de la Dirección Territorial de Salud, instó a los jóvenes a que no se confíen de la resistencia que pueden tener a la sintomatología del virus y que piensen en la cadena de contagios que pueden generar.

 “Uno puede decir "yo soy joven, no me importa" pero esas cadenas de contagio que uno mantiene por esa actitud pueden hacer que alguien que, si necesite esa cama, no la tenga disponible. Ese alguien puede ser mi papá o mi mamá que ya vacunados, se pueden infartar... Y el tema es que ya no se van a hacer restricciones, ya llevamos más de un año con el virus, las restricciones las tenemos que hacer nosotros mismos, por empatía con el prójimo”, apuntó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.