Un incendio de grandes proporciones en el municipio de Calarcá, Quindío, consumió decenas de viviendas del barrio González, dejando afectadas a 41 familias que lo perdieron todo. Los organismos de socorro del municipio y el departamento fueron alertados e hicieron presencia inmediata en el lugar de los hechos y con la ayuda de la comunidad del sector y la fuerza pública lograron evacuar a las 167 personas, entre ellos 61 niños, que se encontraban en medio de las llamas. La oportuna reacción evitó que el fuego se propagara a otras viviendas aledañas y a la institución educativa Antonio Nariño donde centenares de niños asistían a clases a esa hora. Afortunadamente no se presentaron pérdidas humanas, sin embargo, allí bajo las cenizas fueron hallados sin vida seis caninos y otros animales. El alcalde Jesús María Zuluaga Aguilar hizo presencia en el sector y con la ayuda del gobierno departamental, los organismos de socorro, las autoridades militares y la Policía del Quindío y otras entidades, conformaron el puesto de mando unificado donde tomaron decisiones para atender a los damnificados. Inicialmente, las familias fueron identificadas y censadas para posteriormente ser trasladas al Coliseo del Sur de Calarcá donde se instaló un albergue temporal para que pasaran la noche. Las autoridades proporcionaron alimentación, bebidas, colchonetas, cobijas y elementos de aseo, no obstante, no es suficiente para asistir a los afectados, por lo que se hace un llamado a la ciudadanía en general para que hagan llegar sus ayudas a la Cruz Roja Calarcá, ubicada en la carrera 25 con calle 47. En el centro de acopio se recibirán alimentos no perecederos, kits de cocina, aseo, agua, colchones, cobijas, ropa en buen estado para adultos y niños, pañales y demás ayudas que serán entregadas de manera rápida y equitativa. [gallery ids="63030,63029,63027,63028,63026,63025,63024,63023,63021,63022,63020,63015,63014,63016,63017,63018,63019,63013,63012,63011,63010,63009"]