Cargando contenido

El ICBF adelanta los procedimientos conforme a las denuncias recibidas en esa región.

Niños Migrantes
Foto Canal RCN

A raíz de las denuncias y las irregularidades sobre violencia intrafamiliar en la población migrante de Venezuela en el depatamento de Risaralda, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), reportó que actualmente tiene bajo su custodia 53 menores de edad de nacionalidad venezolana, quienes vienen siendo objeto del proceso de restablecimiento de sus derechos.

La directora regional, María Cecilia Ramírez, señaló que las denuncias por presuntos maltratos de los que son objeto los menores migrantes, se están tramitando con toda rigurosidad.

En restablecimiento de derechos por inobservancia, vulneración y amenaza, atendidos por los defensores de familia, tenemos 53 casos. Estamos hablando solo del año 2019, lo cual indica que es una cantidad muy considerable”, precisó.

Lea además: Atacan a piedra vivienda de vocera de migrantes venezolanos en Pereira

En este sentido, la funcionaria explicó que estas cifras estadísticas son aportadas por los funcionarios del Bienestar Familiar que laboran en estos temas y que también son señalados por el Sistema de Información Misional (SIM).

La directora regional fue enfática en indicar que la condición migratoria y el hecho de que los menores tengan nacionalidad venezolana, no impide bajo ninguna perspectiva que esa entidda pueda ejercer su función de protección de los derechos de los menores.

Le puede interesar: En Risaralda se registró un nuevo caso de suicidio de menor indígena

Ramírez añadió que el ejercicio de la entidad se vuelve mucho más valioso, ya que estos niños y niñas vienen sido objeto de desplazamientos por todo el territorio nacional, donde se ven sometidos en algunos casos a abusos de toda índole.

De acuerdo con un estudio de la Secretaría de Planeación de Pereira, diariamente están ingresando a la ciudad alrededor de 25 personas migrantes del vecino país, quienes llegan a engrosar ese ejército que está llenando las calles y semáforos de mendicidad desbordada.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido