Cargando contenido



Durante el año 2017 las autoridades ambientales de Risaralda incautaron un total de 1.060 animales de especies silvestres que habían sido sacados de su hábitat natural para ser comercializados en varias regiones del país.

Leandro Jaramillo, director de la Carder, aseguró que la mayoría de los animales silvestres incautados en jurisdicción de Risaralda no pertenecen a la zona, sino que estaban haciendo tránsito hacia otras regiones del país, unos llevados por traficantes de fauna y otros por personas que por accidente los encuentran y deciden llevárselos a sus casas.



El director de la Carder le hizo un llamado a la ciudadanía, para que bajo ninguna circunstancia compren animales silvestres, ya que estos solo están bien en su hábitat natural, recordando que traficar con fauna silvestre es delito en Colombia.