Cargando contenido

Según la manifestó el secretario de salud de Armenia Fernando Vivas Grisales, el caso se presentó en el barrio Santander de la capital quindiana, donde, según el historial clínico, el niño habría consumido fósforo blanco, lo que generó que fuera trasladado al Hospital del Sur y después remitido a la Clínica La Sagrada Familia, donde perdió la vida por la intoxicación.

El doctor Vivas expresó que no se puede confirmar  aún que el menor murió producto de la ingesta de la sustancia, debido a que los síntomas no corresponden propiamente a los efectos que causa este tipo de pólvora en el organismo.

El cuerpo del niño ya se encuentra en la sede del Instituto de Medicina Legal en el Quindío, donde expertos adelantan los respectivos estudios para determinar las reales causas del deceso.