Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ABUSO INDIGENA
RCN RADIO

Una niña indígena de la comunidad embera fue abusada sexualmente en una zona boscosa del municipio de Buenavista en el departamento del Quindío, mientras esperaba el transporte escolar.

Los hechos que ocurrieron en zona rural de la vereda los ‘Balsos’ de Buenavista, donde una menor de 13 años, perteneciente a la comunidad embera, fue abordada por un sujeto que transitaba en una moto, quien se bajó del vehículo y tomó a la fuerza a la víctima para abusar sexualmente de ella.

La menor de edad quien es estudiante de sexto grado y pidió ayuda y fue trasladada al hospital San Camilo, al parecer el victimario sería un trabajador de una finca del sector y además una persona foránea.

Lea también: Chatarrero se hacía pasar como espiritista para abusar de menores

“Desde la comisaría de familia se realizó toda la ruta para la niña y todos los procedimientos de salud necesarios como el acompañamiento psicológico y social que la niña y la familia requirieron”, informó el alcalde Buenavista, Alexis Gómez

Cabe resaltar, que este es el segundo caso en el que una menor de edad es accedida sexualmente en el Quindío, en menos de una semana.

A este caso reciente en Buenavista se suma otro que ocurrió hace una semana en el municipio de Calarcá, donde una menor de 12 años fue abusada en circunstancias similares en la vereda la Bohemia, en el sector conocido como La Tomatera, cuando en horas de la noche la preadolescente se encontraba inicialmente cerca al terminal en Armenia, donde fue abordada por un hombre que al parecer estaría prestando el servicio de mototaxi.

Le puede interesar: Confirman primer caso de viruela del mono en Quindío

El agresor la llevó a un sector apartado del casco urbano de Calarcá y allí ejerció sobre ella violencia sexual. La víctima se recuperó como pudo, y logró llegar a la carretera donde no fue auxiliada por ningún conductor de la zona, hasta que un ciudadano se percató de la menor y pudo ser llevada al hospital la misericordia, el gerente de este centro asistencial, Fredy Rojas, confirmó lo sucedido.

Ante estos casos las autoridades del Quindío adelantaron un consejo de seguridad  con la Policía, Fiscalía, CTI, Ejército, Defensoría del Pueblo, Procuraduría, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y representantes de las alcaldías de Buenavista y Calarcá.

“Ya las autoridades competentes han adelantado las actuaciones urgentes, los casos están priorizados, ya serán ellos quienes determinen el paso a seguir: las dos menores se encuentran estables de salud. Desde el Gobierno Departamental se manifestó la preocupación ante el consejo, porque no podemos permitir que estos hechos se presenten con nuestros niños, niñas y adolescentes en el departamento", expresó la secretaria del Interior (e) Juana Camila Gómez. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.