Cargando contenido

Cerca de 30 miembros de la comunidad LGBTI en Santuario que pertenecen a un resguardo indígena están siendo agredidos y discriminados por los líderes del mismo cabildo, quienes los amenazan con enterrarlos vivos para que salga de sus cuerpos un supuesto demonio.

Eduardo Montoya, representante de la Fundación Plataformas, aseguró que es delicada la situación que se está presentando en Santuario con miembros de la comunidad LGBTI, quienes pertenecen a una comunidad indígena y están siendo rechazados, discriminados y hasta amenazados de muerte por parte de los mismo líderes del cabildo al que pertenecen.



De acuerdo con el representante de la Fundación Plataformas, estas situaciones además de graves deben llamar la atención de las autoridades y entidades defensoras de derechos humanos, precisando que dada la jurisdicción especial de la comunidades indígenas se presentan algunas restricciones.



Según Montoya, en Santuario el tema de discriminación hacia la comunidad LGBTI es mucho más grande, ya que se conoció también que esta población fue amenazada de muerte por insistir en la conformación de un grupo para velar y defender sus derechos.