Para el próximo 26 de enero se tiene prevista una nueva reunión interna de líderes de las comunidades indígenas, donde se busca la entrega de las armas que están en poder de miembros de las comunidades, luego de ser arrebatadas a la fuerza pública.

Alberto Wasorna, consejero indígena de Risaralda, insistió que las comunidades tienen clara la necesidad de devolver estos elementos, razón por la cual ya se tendría identificado dónde podrían estar estos elementos, por lo que espera que en esta reunión se establezca una ruta que permita la normalización de las relaciones entre la Gobernación Departamental y los líderes indígenas.



Reiteró que no comparten la idea que las armas, por lo que calificó como elementos que no son propios de las comunidades, esperan una pronta devolución y superar este impase, acontecido desde el 31 de octubre del año anterior, cuando indígenas arrebataron dotación y pertenencias a 18 policías, además de herir a uno de ellos en momentos que se desarrollaba una minga indígena en el municipio de Pueblo Rico.