Por varios minutos, el pánico se apoderó transeúntes, empleados y personas que se encontraban en la sede administrativa de Cafesalud de Pereira, debido a un objeto abandonado que amenazaba como bomba. Sobre la avenida 30 de agosto, cerca al sector de Turín, varias personas alertaron a las autoridades sobre la presencia de un objeto en una caja que había sido abandonado, lo que de inmediato ciudadanos interpretaron como un petardo, por ello dieron aviso a las autoridades.  " Una persona, al parecer de manera descuidada, dejó una caja abandonada con algunos desperdicios  y elementos que no tenían ninguna condición especial, pero desafortunadamente al estar desatendido este paquete en un sitio de alta confluencia de público, generó el llamado a las unidades  quienes acudieron inmediatamente y al poco tiempo determinaron que el objeto no presentaba ningún riesgo", señaló  el comandante de la policía metropolitana de Pereira, el coronel Jaime Alberto Escobar. Según cuentan quienes presenciaron el evento, el temor aumentó cuando mencionaron el hecho que se presentó en días pasados, donde varias cargas de baja detonación, aturdieron a usuarios y pacientes en otra clínica de país.