En el encuentro por la Copa Águila el equipo local no mostró un buen fútbol y fue vencido con la mínima diferencia por Envigado.

Sin duda no fue un buen partido para el Once Caldas que aparte de perder sigue con el inconveniente de la falta de gol. En este encuentro no hubo precisión, ni dinámica y menos compromiso de los jugadores locales.

La anotación que abrió el marcador en el Palogrande fue para el equipo visitante cuando se reanudaba la segunda parte del juego.

Fue evidente la molestia del técnico Javier Luis Torrente quien no logró organizar un buen equipo para este encuentro, constantemente se le vio desequilibrado con sus jugadores.