Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Once Caldas quedó por fuera de la final de la Copa Águila

Foto: Antena2

Después de la derrota 3 x 1 ante Independiente Santa Fe, ahora le queda luchar por un cupo entre los 8 mejores de la Liga.









Aunque jugó un buen primer tiempo del partido de vuelta de la semifinal de la Copa Águila este jueves en la noche ante Independiente Santa Fe, en donde no sólo tuvo las mejores opciones de gol, sino que supo controlar la propuesta ofensiva del equipo cardenal, en Once Caldas vio como en la segunda parte del juego la estantería se le vino al piso y sucumbió en su aspiración de enfrentar al Junior de Barranquilla en la gran final de este campeonato.


El primer gol del equipo rojo y blanco de la capital de la República, fue conseguido en la parte inicial de la segunda etapa del  compromiso, exactamente al minuto y treinta segundos, luego de un defectuoso rechazo de cabeza del defensor Jorge Hernán Menosse, capitalizado por Juan Daniel Roa, quien de soberbio remate venció al portero Juan Carlos Henao.


Luego al minuto 15, de la misma parte complementaria, el delantero del equipo capitalino, Luís Quiñonez, recibió el famoso "pase de la muerte" de Wilson Morelo quien habilidosamente impidió que el balón desbordara la raya, y de certero remate aumento el marcador y desvanecia de paso la esperanza del equipo blanco.


La tercera conquista del Independiente Santa Fe, surgió a raíz de una polémica jugada en el área del Once Caldas, en donde por inercia cae el defensor Jhonattan Lopera y el arbitro pita pena máxima en contra del conjunto blanco, porque supuestamente había derribado a un atacante del equipo de Bogotá, intencionalmente; situación que fue desvirtuada en la repetición de las imágenes de televisión. El cobro lo hizo efectivo el meta Robinson Zapata.


El descuento del blanco de Colombia fue conseguido por el volante de contención César Quintero, quien aprovechó una excelente habilitación de Johan Arango, para batir al meta del cuadro cardenal y poner el juego 3 x 1, lo que encendió momentaneamente una leve luz de empatar la serie y obligar a los cobros desde los doce pasos.


En rueda de prensa el técnico Javier Luís Torrente, consideró que el gol tempranero de la segunda parte golpeó fuerte al grupo, que buscaba mantener la estructura defensiva y su dinámica de juego a la hora de atacar. El estratega argentino, reconoció que el Once jugó bien el primer tiempo, pero en la segunda parte la defensa aflojó las marcas. Admitió igualmente que los dos primeros goles fueron lícitos y se dieron a través del juego, cuestionó la tercera anotación, porque en su concepto se dio por un grave error del arbitro Juan Carlos Gamarra.


"Las fallas arbitrales enturbiaron el juego y pusieron a Santa Fe arriba en el marcador sin merecerlo", dijo Torrente y destaco el hecho que a pesar del os 3 goles, su equipo siempre mostró sintomas de entereza.


Ahora el Once Caldas tendrá que enfocar sus esfuerzos en la Liga Águila , en donde actualmente está por fuera del selecto grupo de los ocho, y el primer escollo que debera superar en la intención de volver a él, es el Cúcuta Deportivo; cuadro fronterizo al que enfrentará el domingo próximo en el estadio Palogrande, en el horario de las 6 de la tarde.