Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Un oso de anteojos ronda distrito de conservación cercano al casco urbano de Pereira

La autoridad ambiental en el departamento de Risaralda alertó a la comunidad en torno a la presencia de un oso de Anteojos en predios del Distrito de conservación Barbas Breme, localizado en zona rural del municipio de Pereira, a tan sólo 27 kilómetros del casco urbano de la ciudad.

Foto: RCN Radio Pereira - Osvaldo Parra



La autoridad ambiental en el departamento de Risaralda alertó a la comunidad en torno a la presencia de un oso de Anteojos en predios del Distrito de conservación Barbas Breme, localizado en zona rural del municipio de Pereira, a tan sólo 27 kilómetros del casco urbano de la ciudad.

Desde la Corporación Autónoma Regional de Risaralda - Carder se hizo un llamado a los habitantes de la zona, para que estén expectantes a la presencia del mamífero, al tiempo que hizo un llamado al cuidado del animal y a prevenir e informar cualquier indicio de presencia de cazadores furtivos.

Según los funcionarios de la Carder que atendieron el llamado de la comunidad que alertó sobre la presencia del oso, el animal estaría de paso por el sector, ya que sus rastros y huellas fueron encontradas en cultivos de plátano, donde el oso se estaría alimentando de cogollos de de esta planta.

El Oso de Anteojos (Tremarctos ornatus) es considerado como una especie emblemática y de gran importancia en la conservación de páramos y bosques, de allí el llamado de la Carder a la comunidad.

RCN Radio consultó a la Bióloga Miriam Paola Salazar sobre la próximidad de este Oso de Anteojos a la zona urbana de Pereira, quien indicó que aunque parezca inusual es más común de lo que se podría creer, ya que las lluvias habrían llevado al mamífero a ampliar su radio de acción de búsqueda de alimento.

"Más que todo es porque esas zonas antrópicas se han ido extendiendo hasta los territorios de ellos, y estos osos regresan a sus territorios de donde son originarios, se distribuyen o donde han hecho su área vital de recorridos diarios", dijo la bióloga.

En este sentido, Salazar precisó que "el oso en particular tiene unos rangos de distribución o de desplazamientos grandes, tienen la capacidad de atravesar matrices de paisajes diversos, primario y secundarios, pero también tienen la capacidad de atravesar fincas que estén a bordo de bosques donde exista el recurso alimenticio de ellos".    

 

Tanto para la Bióloga, como para los funcionarios de la Carder, la presencia de este oso de anteojos en esta zona no revierte ningún peligro para los pobladores, ni las especies menores que puedan estar en las fincas cercanas, ya que que si hay un correcto manejo de cercado y delimitación, el riesgo es mínimo y es la muestra del equilibrio biológico en esta zona.