Padres de familia en Armenia celebraron la decisión de la Corte Suprema de Justicia que les permite a los progenitores poder vigilar las redes sociales y correos electrónicos de sus hijos sin violar el derecho a la intimidad, con el fin de evitar riego físico o moral.

 

Este concepto de la Corte Suprema de Justicia se tomó luego de estudiar el caso de una menor quien era drogada por su pareja mayor de edad y que sus padres se percataron de esta situación al revisar los correos electrónicos de su hija.

 

Ante el Fallo de la Corte Suprema sobre la vigilancia de los padres de familia a las redes sociales de sus hijos, especialista en seguridad informática aconseja que antes de revisar las redes sociales haya un control en los hogares a través de la comunicación y el seguimiento de los dispositivos móviles dentro del hogar. 

 

Andres lorza, ingeniero especialista en seguridad informática indica que ubicar el computador en lugares de tránsito o visible y evitar que los niños chateen, naveguen o establezcan relaciones en Internet con la puerta cerrada o en su habitación, así como, evitar que los niños chateen después de horarios determinados y permitir a los menores conectarse sólo por un tiempo predeterminado son algunas de las pautas para garantizar seguridad en las redes sociales de los menores de edad.

 

Por su parte, el Personero de Armenia, Carlos Alberto Mejía, dijo que la protección de los derechos de los niños es obligación de los padres de familia y consideró consecuente la decisión de la Corte Suprema de permitir que se puedan vigilar las acciones de los menores de edad en la Internet. 

 

El Personero aseguró que no son tan frecuentes la denuncias por este tipo de acciones, pero afirmó que es evidente la problemática que se vive en Colombia y el riesgo al que se ven sometidos los menores de edad al no estar vigilados por personas responsables.