En Pereira y Dosquebradas la proliferación de vallas con propaganda de candidatos estaría desbordando la capacidad autorizada.

Los partidos políticos en algunos municipios de Risaralda no están cumpliendo con la reglamentación para la ubicación de vallas con propaganda, de cara a los comicios del próximo mes de marzo.

En los municipios metropolitanos de Pereira y Dosquebradas la proliferación de vallas con propaganda de candidatos está desbordando la capacidad autorizada y la normativa vigente en cada localidad, y es que los partidos políticos están violado la norma flagrantemente con una extraña complicidad de las secretarías de gobierno, entidades encargadas del control.

En lo que respecta a Dosquebradas, el Personero de esta localidad, Óscar Toro, denunció que los partidos y movimientos políticos están quebrantando todas las reglas expedida por la Alcaldía sobre la ubicación de la propaganda, pues en una inmensa mayoría existen muchas vallas y mini vallas que exceden la cantidad permitida y están ubicadas en sitios no autorizados.

De acuerdo con Toro: “tras un recorrido realizado por todo el municipio con funcionarios de la Procuraduría, se pudo evidenciar que muchas piezas con publicidad política están ocupando indiscriminadamente y sin control el espacio público, las zonas verdes, los andenes y hasta zonas de protección de ríos, irrespetando en muchos casos el metraje permitido en sitios como puestos de votación, la Registraduría y la Alcaldía”.

Ante tanta violación a la norma y la falta de control de la Alcaldía de Dosquebradas, el Ministerio Público ofició al Secretario de Gobierno, Alfredo Castañeda, para que adopte los correctivos respectivos, sin que hasta el momento haya surtido efecto el requerimiento de la Personería.

De acuerdo con el reporte de la Personería de Dosquebradas, los movimientos y partidos políticos que violan la norma en esta localidad y que fueron referenciados en el balance entregado a la Procuraduría Provincial son Cambio Radical, Conservador, La U, Liberal y Mira. 

En respuesta a las aseveraciones del Personero, el director operativo de Control Físico del municipio industrial, Carlos Elías Márquez, dijo que sólo fueron algunas vallas las que debían ser reubicadas y que se tiene previsto hacer un recorrido el día de hoy, para verificar los reparos de la Personería.

“Teniendo en cuenta que en Dosquebradas sólo hay dos avenidas, se podría pensar que hay una saturación de vallas, pero si nos vamos a la norma, nos encontramos que se está cumpliendo con el decreto 263 del 2017. Está autorizada la instalación de 12 vallas por cada partido político y de hasta 30 mini vallas”, explicó Márquez.

Violación a la norma en Pereira

En Pereira de acuerdo con la denuncia entregada por el veedor ciudadano y concejal, Carlos Alfredo Crosthwaite Ferro, la Secretaría de Gobierno ha sido permisiva, siendo nulo el control al cumplimiento de la normatividad vigente sobre vallas y mini vallas con publicidad política.

Afirma el concejal Crosthwaite, que en Pereira con o sin elecciones se viene haciendo un mal uso de la ley de publicidad visual, y para esta época electoral hay excesiva cantidad de vallas que están proliferando en las vías públicas con la consecuente contaminación visual.

“Esas mini vallas o mogadores, como se les conoce técnicamente, no tienen ningún tipo de control y son instalados en andenes y espacios por donde transitan todo tipo de personas. Y si uno va y mira el presupuesto de ingresos del municipio, se da cuenta que es irrisorio lo que se recauda por este impuesto”, explicó el concejal.

Cuando se realizan los requerimientos a los partidos políticos por excesiva instalación de vallas, éstos cuentan con un plazo de 24 horas para hacer los correctivos o ajustes los que haya lugar, de lo contrario será la Secretaría de Gobierno de cada localidad la entidad que desmonte la valla.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido