Cargando contenido

Las altas temperaturas propiciaron la evaporación del néctar.

Pequeña afectación de producción de miel
RCN Radio

Duberney Galvis, apicultor de Risaralda, aseguró que en la pasada ola de calor la producción de miel en el departamento se vio afectada, ya que las altas temperaturas propiciaron la evaporación del néctar y aunque las lluvias son beneficiosas, de persistir, podrían causar la muerte de las colonias de abejas. 

Según este gremio, la variación que ha tenido el clima en los últimos meses, de un intenso calor a un fuerte invierno, ha dejado como daño colateral la reducción en la producción de miel.

Precisó que aunque las mayores afectaciones son por el verano, de persistir el invierno, los panales de abejas podrían sufrir.  “Antes de esta fuerte ola invernal, yo creo que lo primero que nos golpeó duro fue el intenso verano que acabó de pasar, porque se registraron temperaturas tan altas y hubo problemas para la floración, y eso llevó a que la cosecha de miel, en gran parte del territorio risaraldense, sufriera serios retrasos”, indicó Galvis.

Lea también: Pereira: lluvias dejan 18 viviendas afectadas

Sin embargo, la llegada de la temporada de lluvias no es del todo mala para el gremio, según indicó el apicultor, pues al no ser tan intensa como se esperaba, por lo menos hasta el momento el daño no ha sido tan grande.

“Por fortuna no ha sido muy fuerte el invierno, porque pese a que se han presentado lluvias, hasta el momento el impacto no ha sido tan grave", indicó.

"Hemos también tenido varios días de calor, entonces digamos que eso nos ha permitido que las floraciones se hayan mantenido y que las abejas estén haciendo bien su labor”, reiteró.

Le puede interesar: Ecopetrol adquiere 30% de participación en descubrimiento petrolero de Brasil

De acuerdo con Galvis, hay otra situación que preocupa al sector: la incidencia que tienen las fumigaciones con agroquímicos sobre las abejas mismas, los cuales terminan siendo mortales para esta especie polinizadora. 

“Nos afecta incluso más que la lluvia, por cuenta de los pesticidas, en especial el glifosato; pero en concreto el tema del invierno, hasta el momento, no ha hecho mucha mella”, puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido