Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Risaralda
Foto Suministrada Gobernación de Risaralda

La alarmante velocidad con la que avanza el brote de la covid-19 en Risaralda, la agresividad con la que está golpeando a la ciudadanía, la alta letalidad que se está registrando en la región, y la cada vez más la reducida capacidad de las Unidades de Cuidados Intensivos, configuran un crítico panorama en el departamento.

Según los expertos, de no tomarse por parte de las autoridades medidas más contundentes llevarían a Pereira, su área metropolitana y el resto del departamento a una calamitosa situación muy similar a la registrada a principios de la pandemia en Guayaquil en Ecuador.

 

Así lo dijo tajantemente Juan Daniel Castrillón, médico epidemiólogo de la Unidad de Gestión del Riesgo de la Gobernación de Risaralda, quien indicó que más crítico no puede ser el panorama, en una región como Pereira y su área metropolitana, donde pese a la situación delicada de pandemia no se han adoptado medidas adicionales para tratar de contrarrestar el contagio del virus.

Si no hacemos algo, definitivamente el escenario puede ser tan drástico como el que tuvo Guayaquil (Ecuador) a principios de la pandemia, y esperemos que esto no llegue a este extremo y se tomen las medidas necesarias para que el contagio no siga creciendo aceleradamente”, dijo el doctor Castrillón.

En este sentido advirtió que el creciente número de contagiados se está evidenciando en la cantidad de personas que han fallecido en las últimas semanas, y en la ocupación de las UCI, situación que así las autoridades de salud tengan toda la disponibilidad para implementar más camas especializadas, operativa y logísticamente el proceso de implementación de nuevas UCI no se hace de un día para otro

En este momento lo que estamos esperando es que alguien se recupere o alguien fallezca, para poder ocupar una de esas camas, con el agravante de que la ampliación de camas UCI es un tema muy complejo que requiere de personal de salud, que está escaso, y una infraestructura avanzada que no se implementa en dos o tres días”, señaló el epidemiólogo.

El médico especializado agregó que a las preocupaciones que generan en las autoridades de salud todos estas variables de la pandemia, ahora se suman las nuevas cepas, la brasileña y la británica, cuya ferocidad y letalidad está atacando mayormente a los jóvenes, lo cual se evidencia en la población que hoy está ocupando los centros hospitalarios.

Pese a esta crítica situación en la que tiene sumida al departamento de Risaralda la covid-19, el médico especialista advierte que ante tanta agresividad del virus la gente está relajada con las medidas de bioseguridad en salud, protocolos elementales que han demostrado que son efectivas para prevenir el contagio.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.