Cargando contenido

Foto: Suministrada



La Personera de Pereira, Sandra Lorena Cárdenas, mostró su preocupación ante la falta de elementos para atender emergencias al interior de la cárcel de varones La 40, lo cual quedó en evidencia ante un conato de incendio que se presentó el martes pasado.

Precisó la representante del Ministerio Público, que si bien con el incidente del martes el tema no pasó a mayores y logró ser controlado inicialmente por los guardianes del Inpec y los organismos de socorro que acudieron al penal, lo que si quedó claro es que los extinguidores y sistemas de atención de emergencias no corresponden técnicamente a lo que se requiere en este tipo de establecimientos.

El martes pasado un grupo de reclusos a manera de protesta prendieron fuego en una de las celdas del patio tercero de la cárcel de varones, lo cual generó una emergencia, que afortunadamente sólo dejó 10 personas afectadas por el humo, aunque según advierte la Personera Cárdenas, el asunto pudo haber pasado a mayores ocasionando una verdadera catástrofe.

El conato de incendio se dio por una protesta de algunos internos por la deficiente atención médica al interior del penal y por las calamitosas condiciones en las que se encuentran los reclusos purgando sus penas, en un penal antiguo y con fallas estructurales, y en alto grado de hacinamiento.

Según la Personera, la situación de la cárcel La 40 de Pereira se suma a la misma situación que se presenta en varias cárceles del país, donde las condiciones son difíciles.

La representante del Ministerio Público en la Capital de Risaralda hiso un llamado al gobierno nacional y al INPEC, para que tomen cartas en el asunto y se evite algún tipo de tragedia.