Foto: Gobernación de Caldas

La Viceministra de Minas (e) Mónica Grand Marín se reunió con los alcaldes de Supía y Riosucio para evaluar la situación en el tercer día de paro indígena en el departamento; la funcionaria llegó a la región como delegada del gobierno nacional para llevar las inquietudes de los manifestantes a la mesa de concertación nacional. En el encuentro plantearon soluciones a las protestas de estas  comunidades que exigen el cumplimiento de algunos pactos acordados en el año 2013 y participar en los diálogos de paz que se cumplen en la Habana, Cuba. La delegada de Presidencia de la Republica ratificó que a través de la mesa de diálogo con el gobierno nacional, autoridades departamentales y locales se pretenden establecer soluciones a la problemática y llegar a un acuerdo pacífico “Estamos dispuestos a escucharlos, por ello nos desplazamos por los territorios para iniciar los diálogos, esperamos que las solicitudes que se den lleguen a una mesa de concertación nacional”. Indicó. El secretario de Gobierno de Caldas y Gobernador encargado, Carlos Alberto Piedrahita, señaló que la idea es hacer un diagnóstico y conocer de primera mano, los requerimientos de los manifestantes porque la decisión real de concertar se tomará en la mesa unificada a nivel nacional. De acuerdo con el Comandante del Departamento Policía Caldas, Coronel Nectón Borja Miranda, ayer se presentó una concentración en el sector conocido como La Trina, en el municipio de Supía, con más 600 indígenas “Se reportaron situaciones especiales, se intentaron cuatro bloqueos escalonados pero se actuó inmediatamente por parte de la policía y se logró controlar y habilitar las vías nacionales”, indicó el uniformado. De acuerdo con el Gobernador encargado, Carlos Alberto Piedrahíta, la instalación de la mesa de diálogo a nivel nacional se llevará a cabo el próximo 20 de junio en Bogotá.