Foto: RCN Radio Quindío

Por presuntas irregularidades en el cumplimiento de las obligaciones ambientales, la Procuraduría General de la Nación, formuló pliego de cargos a directivos del Invías, funcionarios de la CRQ y al interventor del proyecto Túnel de La Línea, para la época de los hechos. El Ministerio Público cuestiona: “Una posible omisión en la vigilancia y control del cumplimiento de las obligaciones ambientales derivadas del contrato de obra 3640 de 2008 (Túnel de la Línea), de la licencia ambiental y de los permisos de vertimiento, sin que se hubieran  materializado medidas efectivas y definitivas para evitar y/o mitigar el impacto producto de las obras”. Según el órgano de control: “no se han impuesto multas y/o sanciones al contratista, Unión Temporal Segundo Centenario, para minimizar el efecto nocivo de la contaminación causada a las quebradas La Gata y El Salado, afluentes del acueducto del municipio de Calarcá, por los vertimientos de aguas residuales industriales provenientes del túnel piloto y vehicular”. La Procuraduría Segunda Delegada para la Contratación Estatal calificó la presunta falta como gravísima a título de culpa gravísima, para el director del INVIAS, el director territorial del instituto, a los subdirectores de Seguimiento y Control de la CRQ y al interventor de la obra para la época. Se trata del director General del Invías, Carlos Alberto Rosado Zúñiga, del Regional, Alfonso Meza Patiño; los subdirectores de Control y Seguimiento Ambiental de la (CRQ), Carlos Ariel Truke Ospina y Carlos Andrés Velasco Franco, y el interventor, Enrique Dávila Lozano.