Cargando contenido

Foto: Cortesía



Una familia que tránsitaba en su vehículo particular por la vía Panamericana en jurisdicción del municipio de Santuario en Risaralda, denunció que desde un costado de la vía les lanzaron una peligrosa culebra venenosa.

De acuerdo con la versión entregada por Ramón Perdomo, padre de familia y quien conducía el carro que transitaba por la vía Panamericana que une a Risaralda con Chocó, a su paso por el sector conocido como La Marina en el municipio de Santuario, los ocupantes del automotor fueron sorprendidos por un golpe en su vehículo, lo que ocasionó que todos al interior quedaran chispiados con sangre.



Agrega el denunciante, que una vez que llegaron a su lugar de destino, se percataron de que el ataque a los ocupantes del automotor había sido con una serpiente Coral, una peligrosa y venenosa víbora que abunda por estas tierras del eje cafetero.