Las autoridades del área metropolitana anuncian vigilancia especial en época de diciembre ante el aumento de situaciones de orden público que vienen afectando la convivencia en los tradicionales balnearios del río Otún y el río Consota de Pereira.

Como una necesidad para mejorar la convivencia y salvaguardar los lugares turísticos de la cuenca del río otún y el río Consota, la Policía Metropolitana de Pereira conformó un escuadrón de seguridad que tendrá como misión evitar el mal uso de las zonas públicas que son usadas por bañístas y turistas los fines de semana en las laderas de los dos principales afluentes que atraviesan a Pereira.

Así lo indicó el Coronel Gustavo Moreno Miranda Comandante de la Policía Metropolitana de Pereira.



Moreno también señaló que la estrategia contempla el patrullaje nocturno de ciertas zonas que se han convertido en escondites para el consumo de sustancias psicoactivas, lo cual también desmejora la percepción de seguridad en éstos lugares.