Foto: Policía Caldas

Si bien en los resguardos no opera la justicia ordinaria, las autoridades de Caldas ingresaron a un resguardo indígena del municipio de Riosucio para capturar a una banda dedicada al tráfico de estupefacientes entre varios resguardos que conforman la zona; uno de los 9 detenidos tenía circular azul de la Interpol.



Durante 6 meses, los uniformados adelantaron un operativo especial para ingresar al resguardo “Escopetera y Pirza” ubicado en el corregimiento de Bonafont, con el fin de dar con la captura de 9 personas, según ellos, que conformaban una banda denominada “Los Picoro” y se encargaban de distribuir en la zona de los resguardos, estupefacientes.

Según explica el Comandante de Policía de este departamento, Necton Lincón Borja, si bien se trataba de un resguardo indígena, donde no opera la justicia ordinaria, los líderes del lugar dieron la autorización para el ingreso de los uniformados, “no podemos decir que hubo resistencia, por el contrario hubo una colaboración permanente de las comunidades indígenas que rechazan de manera tajante la intervención de cualquier grupo delincuencial o traficante de drogas dentro de sus resguardos”, dijo el Coronel.

Dentro de las capturas se destaca la de alias “Picoro”, quien tenía circular azul de la Interpol, por tráfico de estupefacientes y otra que se efectuó en San José del Guaviare hasta donde se desplazó un grupo especial de la policía Caldas.