Diariamente en las calles de Pereira y del departamento son habitadas por indígenas que han dejaro sus resguardos para pedir limosna, aún con la prohibición que existe en la justicia indígena, por tal razón se comenzará a establecer mayor control. El gobernador indígena , Martín Siagama señaló que comenzarán plan de choque contra la mendicidad de algunos miembros de las comunidades que se han trasladado a las ciudades con el fin de pedir limosnas. Así lo indicó el gobernador del gran resguardo unificado de Pueblo Rico. "Ya está autorizado que la Policía de Infancia y Adolescencia, Fiscalía y el ICBF entren a recuperar estos niños y que tengan en protección  hasta que llegue la autoridad indígena. Ahora tendremos una comunicación más directa lo que permitirá un mayor manejo de esta situación", dijo el  líder indígena. Agregó que ya se tiene la directriz a las autoridades de policía, así como a las mismas comunidades de la prohibición que existe frente a estos hechos, por tal razón invitó a la ciudadanía a llamar inmediatamente a la policía, una vez se observen casos de mendicidad en los que resulte implicado algún miembro de la comunidad.   " Pedimos a la cudadanía para que nos colabore, no nos den más ropa, comida. También pedimos a la Unidad para la atención a las Vítimas, diferentes fundaciones, Gobernación y alcaldías  quienes estan dando recursos y elementos a los emberas. Recordamos que no somos personas para las ciudades, somos para el campo y convivimos con el  anto de los pájaros y allí siempre viviremos, donde la madre naturaleza nos ha permitido vivier con ella", dijo Siagama. Por tal razón, las autoridades procederán en conjunto con sus iguales indígenas para poner en cintura a quienes abandonan sus resguardos y ejerzan la mendicidad y a su vez se conviertan en presa fácil de la delincuencia de la ciudad.