Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Santander registró la cifra más alta de fallecidos por la Covid-19
Archivo

Desde el pasado 20 de diciembre, en Risaralda se decretó el toque de queda de 9:00 de la noche a 5:00 de la mañana del día siguiente, pero en las últimas horas la Gobernación instó a los alcaldes de los 14 municipios del departamento a ampliarlo desde las ocho de la noche.

Tal medida proviene del Gobierno Nacional, el cual pide a los territorios con ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos superiores al 80%, extremar las restricciones para evitar el colapso de las redes hospitalarias, que en el caso de Risaralda, se encuentra en alerta roja con una ocupación del 94% de las camas UCI para pacientes con covid-19.

Lea también: Pereira será sede del XV Encuentro de la Jurisdicción Constitucional

“Se emitió una resolución por parte del Ministerio de Salud, de obligatorio cumplimiento con aplicación diferenciada para cada departamento conforme a la afectación del covid, siendo Risaralda uno de los departamentos donde se establecen medidas específicas y que ya habían sido establecidas por el Gobierno departamental”, explicó el secretario jurídico risaraldense, Federico Cano.

En ese orden de ideas, el funcionario agregó que “se emitió el decreto 043 donde se insta a los alcaldes a que apliquen esas medidas de manera inmediata. Dentro de las más relevantes podemos destacar que el toque de queda no deberá ser desde las 9:00 de la noche, sino a partir de las 8:00”.

Adicionalmente, Cano aclaró que el pico y cédula y la prohibición de consumo de licor en establecimientos y espacios públicos continúan igual en el departamento, contemplando las mismas excepciones, como diligencias médicas, actividades laborales, entrega de domicilios, viajes, reservaciones en hoteles y restaurantes, entre otras.

Le puede interesar: Fiscalía anuncia investigación por amenazas contra niño ambientalista

Finalmente, el secretario jurídico de Risaralda destacó que “el decreto nacional establece que la inobservancia por parte de los señores alcaldes de estas medidas, acarrearía un sinnúmero de actuaciones legales. En el decreto departamental hemos dejado una cápita que, en caso tal, faculta al Gobierno departamental a aplicarlas de manera centralizada”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.