Cargando contenido

La cifra corresponde solo a los menores fallecidos en un resguardo en el municipio de Pueblo Rico, durante 2017.

Niños Indígenas
Una comisión de la Gobernación del Valle del Cauca analiza las causas del deceso de los menores de edad en el Cañón de Garrapatas.
RCN Radio Pereira

Las autoridades indígenas del municipio de Pueblo Rico, en el departamento de Risaralda, alertaron sobre un aumento en la cifra de muertes de niños de sus comunidades por diferentes enfermedades asociadas a la desnutrición.

De acuerdo con las cifras que manejan los líderes de estas comunidades, a la fecha se han presentado 19 muertes, dos más que las registradas en todo el año anterior.
 
Raúl Guasiruma, gobernador indígena del Resguardo Embera Chamí de Pueblo Rico
, señaló que estos números son alarmantes, si se tiene en cuenta que aún faltan cerca de tres meses para concluir el presente año, lo que anticipa un aumento en comparación con el año anterior en las muertes de niños, donde la falta de acceso oportuno a los servicios de salud agravan la situación.
 
“Del Resguardo Unificado Embera Chamí de Pueblo Rico son varios los factores que hemos identificado como problemáticas, entre ellas, los ocasionados por las infecciones respiratorias y diarreicas agudas que se han agravado, pues el año pasado habían 16 casos y para este año van 19, sin saber qué se pueda presentar hasta el próximo año”, dijo el líder indígena.
 

Guasiruma admitió que la lejanía y las dificultades para trasladar a los menores con fallas en salud hacen que se aumente la enfermedad hasta que llegan a un punto de no retorno, lo que estaría complejizando esta tarea para los más vulnerables.
 
“Siempre ha sido un inconveniente en la atención, uno de los problemas que hemos encontrados son las distancias para que se reciba una atención oportuna, lo cual impide que las personas de las comunidades puedan ser atendidas y prevenir estas muertes”, dijo  Guasiruma.
 
De otra parte, Olga Lucía Hoyos Gómez, Secretaria de Salud de Risaralda, señaló que en efecto se ha presentado un aumento en el número de casos, que según cifras del sistema de Vigilancia Epidemiológica, Sivigila, significa un aumento del 1% en comparación con la cantidad de casos presentados durante esta misma época del año anterior.
 
Durante el 2018 se han presentado 15 muertes de niños indígenas, de los cuales, cuatro son por Infección Respiratoria Aguda, cuatro por Enfermedad Diarreica Aguda, dos Perinatales y por Meningitis, Tuberculosis, Infección Urinaria, y las asociadas a la desnutrición con un caso cada uno.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido