“Armenia se está volviendo una pequeña, Las Vegas”, así lo manifestó el concejal Gerson Obed Peña, al transmitir las quejas de la ciudadanía sobre la proliferación de casinos y máquinas tragamonedas en diferentes sectores de la capital. Al parecer, muchos de estos sitios están funcionando en lugares prohibidos.

Una de las mayores preocupaciones que planteó el concejal Obed Peña, es que se han conocido casos de personas que decidieron quitarse la vida por actuaciones relacionadas con los juegos de azar.

El director del Departamento de Planeación Municipal Carlos Alberto Mendoza, explicó que existen confusiones frente a lo establecido en el Plan de Ordenamiento Territorial, y señaló que varios casinos en el centro de la ciudad tienen procesos abiertos por no cumplir con la reglamentación.

El funcionario indicó que los casinos ubicados sobre la peatonal de la carrera 14 en Armenia deben ser revisados, esto para establecer en qué condiciones están abriendo al público, y si cumplen con los parámetros técnicos y de uso de suelo para su funcionamiento.

El alcalde de Armenia Carlos Mario Álvarez Morales, manifestó que la ludopatía es uno de los peores problemas de salud mental que enfrenta el país, y confirmó que se viene un plan de choque en los próximos días para enfrentar esta problemática.

La mayor preocupación de la administración municipal sigue siendo la presencia de maquinitas cerca de los colegios y en los barrios, lo que está llevando a que los menores de edad empiecen a muy temprana edad a jugar con estos elementos.