Cargando contenido

Foto referencial de archivo



Diez mil familias se beneficiaron el año anterior del programa mínimo vital de la administración municipal de Pereira, una iniciativa que le apunta al suministro gratuito de agua y al ahorro de las familias de escasos recursos.

Para el Alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo Maya, el programa Mínimo Vital que puso en marcha hace más de un año en la capital de Risaralda, y que le apunta a que las familias de escasos recursos que no superen un tope de consumo de agua no se les cobrará el servicio, se ha convertido en uno de los desafíos en materia social de mayor relevancia en su administración.

Según Gallo, ya son 10.000 las familias que se benefician en la ciudad con este programa de responsabilidad social que adelanta su administración a través de la empresa Aguas y Aguas de Pereira.



Pero más allá del beneficio económico que reciben las familias pereiranas al ahorrarse el pago del servicio de agua, para el Alcalde Gallo este programa se convierte en un aliciente para que la comunidad cierre las llaves de sus casas, regularice el consumo y evite el desperdicio del vital líquido que cada vez es más escaso en el mundo.