Hasta el momento hay un parte de tranquilidad en las obras de vivienda ejecutadas por la Promotora de vivienda del departamento, referente a la denuncia sobre la presunta utilización de cemento adulterado en proyectos de vivienda en el país, escándalo que desde ya la Fiscalía General de la Nación empieza a catalogar como el cartel del cemento.

“No ha sucedido que en Risaralda se haya identificado o que algunos de los proyectos hayan presentado deficiencias por lo mencionado. No se sabe si en otro de los proyectos que se ejecuta por parte del Ministerio. Pero en el caso de la Promotora de Vivienda no se ha presentado, porque los proyectos son sometidos a rigurosas pruebas”, aseguró el gerente de la Productora de Vivienda, Carlos Alfonso Echeverry.

El funcionario sustuvo que hasta el momento no han sido advertidos oficialmente por organismos frente la posible circulación de cemento fraudulento, sin embargo dijo que hay unas pruebas a las que son sometidas las obras, mediante las cuales se garantiza la resistencia y calidad de los materiales con los que se realizan las obras.