Entre 1.500 y 2.000 cerdos tienen listos los porcicultores asociados del Quindío para esta temporada de fin de año. La representante legal de la asociación de porcicultores del departamento Sandra Esmeralda Gómez, aseguró que la prohibición del sacrificio de cerdos en las cuadras, sigue perjudicando al gremio y está generando sacrificios clandestinos.

Según los expertos, la carne de cerdo sigue siendo un alimento esencial y de muchos beneficios para el consumo humano, aunque aseguraron que la buena preparación, es de mucha importancia para lograr conseguir todos los atributos alimenticios de la carne.

Se espera que en los próximos años se produzcan unos 3.000 cerdos en el Quindío para las temporadas decembrinas, teniendo en cuenta que el precio tan bajo de algunas fechas especiales, terminó en la desaparición de pequeños productores.