Foto/ RCN Radio



El primer caso:

El robo al establecimiento comercial Ceramigres ubicado en la avenida del centro, se cometió a plena luz del día cuando los empleados que no todos están asignados para la venta, tuvieron que suspender sus labores para atender a los misteriosos clientes que fueron llegando uno a uno, y cuando menos pensaron se desapareció la caja fuerte de una oficina, la cual fue cerrada por una de las empleadas al salir.

Dentro de la caja de seguridad, se tenían aproximadamente dos millones de pesos producto de la venta de los artículos de construcción de días anteriores.

Ya la denuncia está en manos de la Fiscalía según lo confirmó Carolina Buitrago administradora del almacén, quien además expresó que: "De un momento a otro se dirigió al escritorio y la persona a la que atendía se tornó nerviosa, ella notó esa actitud y alertó a su compañeros, todos los supuestos clientes salieron y su compañera ingresa a la oficina y se da cuenta del hurto".

[gallery ids="427936"]

 

Robo a Iglesia Cristiana:

En la madrugada del día sábado delincuentes ingresaron por una zona boscosa del denominado Parque del Agua, y por la parte posterior se introdujeron a la sede de una iglesia cristiana ubicada cerca al conjunto residencial Balcones de Chipre. De allí se llevaron varios instrumentos musicales ademas de computadores, elementos avaluados en aproximadamente en 10 millones de pesos.

Los feligreses están consternados con el hurto, asegurando que lo mas preocupante es que a escasos metros se encuentra el CAI del Parque Olaya: " por aquí ha sido muy sano, pero ahora se pone como dudosa la cosa, porque habiendo CAI y porteros, ya no se siente uno seguro; y  lo peor es que las cámaras de seguridad no cogen esa parte del robo, que cometieron en horas de la madrugada"