Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cultivos de Aguacate al lado de la Palma de Cera - Fotografía tomada en septiembre de 2020 / Jessica Arias RCN Radio
Cultivos de Aguacate al lado de la Palma de Cera - Fotografía tomada en septiembre de 2020 / Jessica Arias RCN Radio

Fueron retirados 810 árboles de aguacate hass que estaban afectando el ciclo de reproducción de la palma de cera, ubicada en zona del páramo, en el municipio de Pijao.

Esta acción se logró tras la denuncia ciudadana presentada en el mes de septiembre del año 2020 donde con fotografías y videos se corroboró que estos monocultivos estaban invadiendo el territorio del árbol nacional de Colombia, que se encuentra en peligro de extinción.

Los más de 800 árboles de aguacate retirados del predio conocido como doña Eva en la vereda El Espartillal del municipio de Pijao, exactamente en el kilómetro 22 zona que hace parte del camino que conduce al páramo Barragán – Chilí, estaban afectando las palmas de cera que se encuentran en la zona cerrando su ciclo de reproducción.

Enlace Relacionado: Cultivos de aguacate hass, ¿un riesgo para la palma de cera?

El director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ José Manuel Cortés Orozco, informó que,  “luego de la visita que personal técnico realizó en septiembre de 2020, se logró que la empresa aguacatera cumpliera con las sanciones”.

La autoridad ambiental informó que, “actualmente no se están dando afectaciones sobre la Palma de Cera a causa del cultivo del aguacate hass”.

Sin embargo, habitantes de esta localidad y algunos ambientalistas, indicaron que el despeje de las dos hectáreas es muy poco para la masificación de este monocultivo en la región.

El director de la CRQ advirtió que la entidad continuará en una vigilancia estricta sobre este predio en el municipio de Pijao con el fin de verificar que no se vuelvan a presentar afectaciones ambientales a las palmas de cera.

Vea también: Ordenan retirar plantaciones de aguacate hass que afectan la palma de cera Pijao

Según Mónica Flórez, representante de la Fundación Pijao Citaslow o pueblos sin prisa, “aunque es un buen primera paso, no es suficiente ya que esta es un área de protección total por ser productora de agua además de estar inmersa en la ley segunda que habla sobre el Distrito Regional de Manejo Integrado DRMI”.

Agregó que, la situación denunciada en años anteriores también viene sucediendo en localidades quindianas como: Calarcá, Salento, Génova, Buenavista y Armenia donde empresas aguacateras han comprado cientos de hectáreas cerca a cuencas hidrográficas que surten de agua a las comunidades.

Desde la autoridad ambiental se reiteró que no sólo fueron retirados los árboles sino que la empresa debe seguir cumpliendo con disposiciones como: Respetar la franja forestal protectora de mínimo 30 metros de fuentes hídricas que se encuentran en el predio, hacer un proceso de rehabilitación y regeneración de las 5 palmas de cera que se evidenció habían resultado quemadas y no hacer cortes de latizales y fustales que se encuentren en el predio, entre otras recomendaciones.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.