Ante la crisis deportiva que vive el Once Caldas por los malos resultados de la presente campaña, se viene percibiendo en Manizales, especialmente entre los fieles seguidores del equipo ajenos a las barras, una sensación de esceptisismo y de prevención, de cara al juego del próximo sábado en que el conjunto blanco enfrentará al Alianza Petrolera, por la decimocuarta fecha de la Liga Águila I. Para conocer los planes de acción de las autoridades locales tendientes a garantizar la seguridad ciudadana antes, durante y después del compromiso deportivo, RCN Radio dialogó inicialmente con el secretario de Gobierno del Municipio, Jhon Heberth Zamora, quien se comprometió a tener un dispositivo especial de policía y a hacer todo lo necesario para que en el partido del sábado entre el Once Caldas y Alianza Petrolera, no se vaya a perturbar el orden público. El funcionario reiteró el indeclinable compromiso de la Policía Nacional y de la dependencia a su cargo, en el propósito de hacer cumplir la ley y ejercer el principio de autoridad, para no permitir que los ánimos se desborden independiente de cual fuere el resultado del partido, porque-dijo- lo importante es preservar la seguridad de una ciudad tradicionalmente tranquila como Manizales. Ante el interrogante de qué hacer para que los integrantes de la barra Holocausto Norte no burlen la sanción de 12 fechas impuestas por el Comité Local de Fútbol, como lo hicieron recientemente en un juego por Copa Águila ante Envigado, respondió que la mejor manera de controlar esta situación era carnetizando a todos sus integrantes, ya que plenamente identificados, restringir su ingreso sería una labor menos dispendiosa. A propósito, en las últimas horas el Once Caldas se pronunció al respecto a través de un comunicado de prensa en el que expresa que: "dada la obligatoriedad de las decisiones notificadas por pare de las autoridades locales y federativas, la Sociedad Once Caldas S.A, reitera que no es potestativo y que es su deber acatar dichas disposiciones y por lo tanto, informa a los abonados de la tribuna Norte Barras, que no podrán ingresar hata tanto se cumplan las sanciones por los hechos de violencia ejercido sen dicha tribuna y que atentaron contra la seguridad de los asistentes al espectáculo deportivo. Hace igualmente un llamado a la tolerancia y a la sana convivencia en el deporte y a disfrutar del fútbol en paz. Respecto del partido del sábado, el comandante de la Policía Metropolitana, Coronel Jorge Alberto Jaramillo, manifestó que van a estar muy atentos con sus unidades de inteligencia y de investigación criminal, para que a través de alertas tempranas adviertan sobre eventuales alteraciones del orden público en el estadio, con el fin de reaccionar oportunamente. Precisó que todo el pie de fuerza estará disponible y pedirán apoyo a la regional número 3 que consistirá en la presencia de unas 2 secciones del ESMAD.