Cargando contenido

Las autoridades de emergencias del departamento se encuentran pendientes de este fenómeno.

Fumarola volcánica
RCN Radio Pereira - Osvaldo Parra

En alerta se encuentran dos municipios del departamento de Risaralda, ante la eventual caída de ceniza proveniente de la actividad del volcán Nevado del Ruiz.

El Servicio Geológico Colombiano emitió esta alerta para los habitantes de Pereira y Santa Rosa de Cabal, en virtud de que por el cambio del rumbo de los vientos esta ceniza, ocasionada por la emisión de gases a la atmósfera, generaría que las partículas lleguen a estas zonas de Risaralda.

Lea también: Feminicidios en Risaralda ya igualaron cifra del año anterior

La directora del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias de Risaralda, Diana Carolina Ramírez Laverde, indicó que los organismos de socorro y atención de emergencias en el departamento están activados y atentos a cualquier situación que se pueda presentar, ante los continuos movimientos de fluidos que se han gestado al interior del Volcán Nevado del Ruíz, conocido popularmente como el 'León dormido'.

“Desde el Sistema Geológico Colombiano se realizará un monitoreo constante al Nevado del Ruiz. Durante este fin de semana el volcán registró un aumento en la actividad, especialmente por fracturamiento de roca y movimiento de fluidos al interior del cráter. Esta activación podría provocar emisión de cenizas. Por ello se ha informado que dependiendo de la dirección del viento, algunos municipios del departamento de Risaralda pudieran tener caída de ceniza, principalmente en Santa Rosa de Cabal y Pereira”, reiteró Ramírez.

Le puede interesar: Tres oficiales más saldrían del Ejército por error en dossier entregado a ONU

Según indicó el Servicio Geológico Colombiano, la alerta emitida busca generar calma en los habitantes de la zona aledaña al Nevado del Ruíz y no un pánico colectivo, teniendo en cuenta que la caída de ceniza es un fenómeno natural propio de cualquier volcán activo, que por el momento registra un nivel de riesgo en color amarillo.

El llamado también es para las autoridades, ya que este fenómeno natural podría traer graves repercusiones para la salud de las personas y los animales, en la calidad del agua y los cultivos de la región.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido