Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El sargento (r) pide que esta situación no se repita más en el país
Desde hace meses, Gilberto Ávila Llano venía tramitando la solicitud de eutanasia, debido a que la enfermedad le había generado un gran deterioro en su salud y ya no tenía calidad de vida.
Foto: Carlos López

Hacia las 10:30 a.m. de este lunes se cumplió en Armenia la eutanasia del sargento (r) de la Policía Nacional, Gilberto Ávila, quien pidió tres cosas antes de cumplir su deseo de morir dignamente.

Acompañado de su familia y personas allegadas, el sargento primero retirado Ávila Llano, de 59 años de edad, recibió la eutanasia en una IPS privada en la capital quindiana, luego de padecer por 17 años párkinson juvenil, enfermedad que fue diagnosticada por los especialistas hace varios años cuando aún estaba activo en la institución.

El exsuboficial advertía que la enfermedad la había adquirido por culpa del glifosato, cuando trabajaba en la erradicación de cultivos de coca en el sur del país. 

Le puede interesar: Tras padecer párkinson por 17 años, sargento (r) de la Policía recibirá la eutanasia en Armenia

Según expresó días antes de morir, existen otros compañeros que trabajaron con él en esta misma tarea, que en este momento padecen párkinson.

“Tengo como argumento que somos tres los compañeros expuestos al mismo químico con la misma enfermedad, en el mismo sitio y para la misma época”, señaló el sargento Ávila antes de morir.

El veedor de la salud y quien estuvo acompañando al sargento Ávila durante este proceso, Carlos Arturo López, habló de los mensajes que dejó el expolicía antes de morir, como la creación de un comité científico para que se investigue los efectos en la salud del glifosato.

Lea también: “No hubo negligencia en atención a Toto Vega”: gerente general del Hospital de Barichara

“Los mensajes los dejó a la hermana, el sobrino y a mi. Él invitaba a los políticos que decían que el glifosato es una sustancia que no hacía daño, a que a partir de hoy se tomaran un vaso de esta diariamente y se impregnaran el cabello y el cuerpo con ella”, indicó el veedor de la salud en el Quindío.

La otra petición que hizo el sargento Gilberto Ávila es que su familia y Carlos López sean atendidos por el gobierno del presidente Gustavo Petro, para que se busque la manera de mejorar el sistema de salud en el país. 

El secretario de Salud del Quindío, Jorge Zapata, se pronunció sobre el caso del exsargento Ávila y dijo que como autoridad de salud “son respetuosos de esas decisiones ya que hacen parte de la órbita individual del paciente".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.