La decisión de la Superintendencia Nacional de Salud de aplicar una medida preventiva de vigilancia especial, a la EPS Salud Vida, complica aún más la prestación de los servicios de salud en el régimen subsidiado en la capital de Caldas.

Así se refirió a instancias de RCN Radio, el Secretario de Salud del municipio, Carlos Humberto Orozco Tellez, quien explicó que una medida preventiva pretende neutralizar el riesgo financiero de la EPS.

"Esto para Manizales, es una situación crítica, que amerita unas consultas con el Ministerio y con la misma Supersalud, porque esta capital cuenta solamente con dos entidades del régimen subsiadio, como son Caprecom y Salud Vida, y ambas están en vigilancia especial; por lo tanto esto se interpreta, como si no tuviéramos capacidad de afiliación de nuevos usuarios al régimen subsudiado". Explicó el funcionario.

Concluyó Orozco Tellez, no hay ninguna posibilidad de que otras personas se puedan trasladar a otra EPS y aclaró que deben permanecer en Caprecom, a pesar que está en vía de liquidación.