Con un multitudinario acompañamiento, se cumplieron el jueves 29 de septiembre en horas de la tarde, las exequias del ex jugador del Once Caldas, Jaír Abonía, que fue asesinado de varios disparos en una cancha del municipio Jamundí, en el departamento del Valle del Cauca, cuando se encontraba adelantando entrenamientos con varios niños de una escuela de fútbol. RCN Radio en el departamento del Valle del Cauca, habló con Noralba García, alcaldesa encargada del municipio de Jamundí, quien pidió militarizar dicha localidad en el sur del Valle del Cauca, para que junto con la Policía coordinen las acciones tendientes a contrarrestar la racha de hechos violentos ocurridos recientemente. En menos de ocho días se han presentado dos casos delictivos como lo son el asesinato del exfutbolista profesional de Millonarios, Jair Abonia, empleado de la alcaldía de Jamudí; y el secuestro del comerciante Guillermo Moncada Bustamante, cuando salía de su lugar de trabajo. RCN Radio, los pone en contexto de los hechos Jair Abonía fue baleado por un sicario que llegó en una motocicleta hasta la cancha de fútbol del barrio Villa Pyme, de dicha localidad del sur del Valle, quien le disparó en la cabeza en por lo menos dos ocasiones. Herido de muerte, Abonía fue trasladado al Hospital Piloto de Jamundí, donde falleció pese al esfuerzo de los médicos que lo atendieron. Abonía debutó en el fútbol profesional colombiano en 1986 con la camiseta del Cúcuta Deportivo, en 1988 pasó a jugar con Millonarios, equipo con el cual fue campeón en ese mismo año. Posteriormente vistió las camisetas del Once Caldas y Trujillanos de Venezuela.