Representantes de las víctimas en Risaralda aseguran que por esta época, la Unidad Nacional de Protección, UNP, se encuentra desmontando los esquemas de seguridad de personas catalogadas con riesgo, esto a raíz del cumplimiento de contratos con las empresas que brindan el servicio, o por el simple hecho de ahorrar dinero.

Eisenhoward Dejanón Zapata, miembro de la Mesa Nacional de Víctimas en Risaralda, aseguró que los líderes sociales, sindicalistas, defensores de derechos humanos y hasta líderes indígenas están quedando por esta época desprotegidos, ya que la Unidad Nacional de Protección está retirando los esquemas de seguridad, porque están por vencerse los contratos con las empresas privadas que prestan este servicio.



De acuerdo con el representante de las víctimas en Risaralda, los esquemas de seguridad están siendo tercerizados a empresas privadas, ya que la Policía evadió esta función, argumentando que no era su responsabilidad.