Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Histórico número de cierre de actividades editoriales, editó el periódico La Tarde de Pereira

Foto: RCN Radio Pereira

Con una edición especial en la que se narran los más de cuarenta años de historia noticiosa regional y nacional, el periódico La Tarde de Pereira cerró oficialmente, y de manera definitiva, sus actividades editoriales en Risaralda.



Aunque los nuevos propietarios de la razón social del periódico no denominan esta edición como una despedida, si no como una transición, en el último número, que circula a esta hora, se condensan en tres cuadernillos más de cuatro décadas de evolución de Risaralda y su ciudad capital.

El nuevo propietario del rotativo liberal La Tarde, Luis Carlos Ramírez Múnera, también propietario de la eterna competencia, el periodico de filiacion conservadora el Diario del Otún, reveló que la idea es hacer un gran periódico para la región, que reúna las fortalezas de las dos casas editoriales.

"Estamos a partir de hoy recibiendo los periódicos La Tarde y Q´hubo. La idea es construir hacia adelante un sólo periódico para Pereira, que recoja lo mejor de La Tarde y El Diario del Otún, con todo lo que los risaraldenses quieren ver en un medio escrito, mas agil, mas moderno y con más análisis de los temas de ciudad", explicó Ramírez Múnera.

Desde la perspectiva patronal, el zar de los medios de comunicacion en Risaralda reveló que en el nuevo proyecto muchos de los periodistas y personal de La Tarde serán ingresado a la estructura del Diario del Otun.

De todas maneras, ya está circulando el último número de La Tarde, en cuyo contenido se podrán leer los momentos históricos de la región en estos casi 41 años de actividades, las grandes personalidades actuales y las que ya partieron, el único Presidente de la República pereirano, la moda, la cultura, los años grises y las opiniones de varios columnistas.

Último editorial del Periódico La Tarde de Pereira:

Muchas gracias a todos

Hace exactamente 41 años, nuestro primer director, Iván Marulanda Gómez, escribió en la primera edición de este periódico, a manera de declaración de principios, lo siguiente: “La Tarde se ha fundado para que Pereira y Risaralda tengan un medio de comunicación escrito que informe a la opinión pública con amplitud la verdad de los hechos que a ella le interesan y que ocurren diariamente en la región, en el país y en el mundo”.

Y más adelante añadió: “La Tarde será un centro de información y de opinión que laborará diariamente para que los risaraldenses no estemos aislados de la realidad que nos circunda y para que puedan manifestar con toda holgura las ideas, los conceptos y las inquietudes que de una u otra manera estimulen el progreso de la comunidad”.

Y a fe que creemos que esto se ha cumplido. La Tarde ha sido por más de cuatro décadas un infatigable vocero de los risaraldenses, desde sus páginas se han defendido sin descanso los intereses de la región, todas las iniciativas importantes en favor de la ciudad han tenido espacio y acogida en ellas, la defensa de la cosa pública y el bien común ha sido quizás su principal preocupación, y la verdad y la objetividad sus irrenunciables propósitos.

Desde esta página los más valiosos dirigentes de la comarca han contribuido con sus escritos, a construir la ciudad en que vivimos y de su mano, de su opiniones y de sus luces han salido iniciativas que la ciudad ha ido acogiendo y convirtiendo con los años en realidades tangibles que han sido definitivas para su vertiginoso crecimiento y desarrollo.

Hoy La Tarde suspende su circulación para dar paso a un proyecto periodístico de mayor envergadura y que involucra al otro medio escrito de la ciudad. Por supuesto, nos produce nostalgia dejar de ver nuestro periódico en la calle, en los hogares, en las salas de recibo de las empresas, pero nos anima saber que estamos haciendo parte de una iniciativa que le dará a Pereira el medio de comunicación escrito que todos queremos y necesitamos.

Al agradecer, pues, a todas las personas que de una u otra manera contribuyeron a hacer grande La Tarde, a sus directores, a los columnistas, a todos los hombres y mujeres que en algún momento sirvieron a esta empresa y claro está, a los anunciadores que confiaron en nosotros, a los suscriptores y lectores que religiosamente nos leían todos los días, y en general a todos los pereiranos y risaraldenses; los invitamos a continuar leyéndonos y apoyándonos, y a ayudarnos a construir el nuevo periódico de Pereira y el Departamento.