El Gerente Técnico de la Federación de Cafeteros Carlos Armando Uribe visitó en el terreno varios cultivos de café en el Quindío que están quemados por la fuerte ola de calor.

El 18 por ciento de la última cosecha en Colombia va a estar reportando baja calidad, es decir, va a ser un café pasilludo. Se estima,  - según el reporte oficial – que unas 400 mil cargas del grano terminen afectadas en su calidad por cuenta del impacto de esta temporada de tiempo seco.

Carlos Armando Uribe, gerente técnico de la Federación Nacional de Cafeteros aseguró que la situación en el Quindío es preocupante para algunas zonas de Calarcá, Salento, Pijao, La Tebaida, Quimbaya y Génova,