Pese a que la regional del INPEC había dado un parte de reducción en los índices de hacinamiento en los penales del Eje Cafetero, en la cárcel de Pereira se disparó nuevamente. A un 100% se volvió a subir el nivel de hacinamiento al interior de la cárcel de varones La 40 de Pereira, según el reporte entregado por José Giovany Méndez, Presidente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios del Inpec Seccional Pereira, situación que a su juicio se dio una vez fue levantado el plan reglamento. Según el dirigente sindical del INPEC, hay muchas presiones de las autoridades para que en la cárcel se reciba a los presos que están sindicados en la Unidad de Protección para la Vida y los calabozos de inspeciones de Policía. De acuerdo con Méndez a esta díficil situación de hacinamiento en la cárcel de varones La 40 de Pereira se suma una coyuntura similar de sobre cupo en los calabozos de la Policía y la Unidad de Protección para la Vida. Recordó el Presidente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios del INPEC Seccional Pereira, que la responsabilidad de los sindicados le corresponde a los municipios, entidades que se deben encargar de la manutención y la seguridad de estos detenidos.