Crecen las denuncias de las comunidades que habitan en límites entre Risaralda y Chocó sobre presencia de hombres extraños y armados. La alerta temprana de la Defensoría del Pueblo está vigente y a la espera de respuestas.

Según la Defensora del Pueblo en Risaralda, Elsa Gladys Cifuentes Aranzazu, las denuncias de las comunidades que habitan en los municipios de Risaralda que limitan con el departamento de Chocó, sobre presencia de hombres armados siguen creciendo en los despachos encargados de la defensa de los derechos humanos, y pese a que las autoridades departamentales manifiestan que han atendido la situación, las versiones ciudadanas dan cuenta de otra realidad.

preload="none" controls="controls">
Ante dicho comportamiento de presencia de hombres armados en la zona, Cifuentes Aranzazu recordó que la alerta temprana emitida por la Defensoría Nacional del Pueblo para los municipios de Quinchía y Pueblo Rico continúa vigente.
preload="none" controls="controls">

Las alertas tempranas vigentes para los municipios de Quinchía y Pueblo Rico fueron objeto de análisis esta semana en un comité que preside la Procuradora Departamental, en la cual dieron traslado de las nuevas denuncias a los consejos de seguridad, y le solicitaron a las autoridades departamentales informes de inteligencia del más alto nivel para analizar las alertas y darle tranquilidad o respuestas a la comunidad.