Siguen sin aparecer las 4 armas de la fuerza pública que se encuentran en manos de las comunidades indígenas, elementos fueron quitados a la policía. La Procuraduría recordó que el proceso en contra de los líderes de la pasada minga se encuentra en curso.

Han pasado cerca de 2 meses cuando un grupo de 18 policías, quienes llegaron hasta el municipio de Pueblo Rico con ocasión a la minga indígena que se adelantaba en el sitio, les fuera arrebatado el arsenal de dotación.

Desde allí fueron cerca de tres fechas en las que se entregaría el material, sin embargo al día de hoy sigue el faltante de 3 pistolas y un fusil, de los cuales no entregan reporte los líderes indígenas.

Para el procurador de Risaralda, Sergio Reyes Blanco, el ministerio publico ha sido claro de las consecuencias que esto ha generado, al punto que hay una proceso judicial en curso, para quienes propiciaron los hechos donde se arrebataron las armas.



Recordó el Representante del ministerio público, que ni el arsenal, ni la lista con los nombres, ha sido entregada a las autoridades por lo que esto podría constituir en un agravante para quienes propiciaron la protesta indígena que terminó en desmanes.