No hubo conciliación entre el Sindicato de Trabajadores Administrativos del la Universidad del Quindío y el rector de la institución, frente a una queja por presunta persecución sindical por parte del funcionario.

El querellante y vicepresidente de la Confederación General del Trabajo, CGT, Percy Oyola Paloma, manifestó que se ha presentado una renuncia masiva de miembros del sindicato, además, que se ha generado un clima tenso en contra de los trabajadores sindicalizados. Pidieron al rector que se retracte de algunos pronunciamientos y una indemnización económica por los perjuicios, supuestamente causados a algunos trabajadores.