Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Adultos mayores en albergues de Pereira.
Suministrada: Alcaldía de Pereira

Un total de 900 personas llegaron a ser atendidas por la alcaldía de Pereira a través de los siete albergues que habilitaron para garantizar el aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional desde el mes de marzo, en medio de la emergencia por la COVID-19.

La población que se vinculó a dicha estrategia fue aquella en situación vulnerable de la ciudad que no tenía cómo cumplir con la cuarentena, tales como habitantes de calle, trabajadoras sexuales, adultos mayores en condición de calle, migrantes, indígenas, personas LGBTI, entre otras.

Lea también: Paso restringido en la vía entre Risaralda - Chocó

Ahora, más de cinco meses después, teniendo en cuenta que la reactivación es una realidad casi en su totalidad, cerca del 83% de quienes llegaron a convivir en estos espacios ya no siguen allí, algunos de ellos vinculados a programas de reintegración social de la Alcaldía y otros retornados a sus lugares de origen, según lo explicó Daniela Gil, Secretaria de Desarrollo Social de Pereira.

Ya han salido muchas personas de los albergues, pues ya estamos terminando todos esos ciclos que tuvieron que ver con todo lo relacionado al aislamiento obligatorio teniendo en cuenta que ya todas las directrices del Gobierno Nacional apuntan a que va a haber una apertura total y normal de las actividades que generalmente ejercen estas personas”, señaló Gil.

Entre los que continúan en el proceso de aislamiento y quienes han accedido a hacer parte de algún programa de asistencia social, la funcionaria enumeró “cerca de 250 personas que todavía están en el albergue Plaza de Ferias, en el sitio donde tenemos los que han dado positivo para Covid hay otros 25 y en el Centro Vida tenemos a cerca de 70 habitantes de calle que están en un proceso de cambio”.

Le puede interesar: Extreman controles en Aeropuerto Matecaña de Pereira para evitar contagios

Sin embargo, la Secretaria de Desarrollo Social de Pereira aclaró que  “lo más delicado de todo es el tema de la limosna, porque mientras haya reactivación económica habrá gente que le da pesar de las condiciones en que se ponen algunas personas, principalmente en calle”, lo que ha generado de forma paralela que algunas personas hayan salido de los albergues para continuar en la mendicidad.

En esta situación, según informan desde la Alcaldía de la capital risaraldense, debido a todo lo que vuelve a representar el hecho de que alrededor de 150 personas hayan retornado a las calles de la ciudad, se está adelantando un trabajo mancomunado entre varias dependencias e instituciones para atender dicha problemática social.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.