Cargando contenido

Semanalmente la Universidad Nacional sede Manizales está perdiendo más de 200 millones de pesos por el paro.

Clases del segundo semestre del 2018 fueron suspendidas en la U Nacional

La Universidad Nacional con sede Manizales, suspendió el semestre y lo reprogramó a partir del 16 de enero, como consecuencia del paro universitario que dio al traste con el calendario académico.

Los directivos de la Universidad Nacional en la capital caldense determinaron que no habrá más clases este año y en consecuencia los estudiantes regresarán el 16 de enero a terminar el semestre, que se extenderá hasta el 22 de marzo.

“Dicha modificación implica que no podemos tener ningún retraso, porque los tiempos muertos entre semestre y semestre son mínimos, y ya no nos da ningún margen de maniobra. Esto pensando en las personas que fueron admitidas para el año 2019 y en el esfuerzo de los padres por sacar adelante sus hijos, nuestros futuros alumnos”, explicó el vicerrector de la Universidad Nacional Sede Manizales, Camilo Younes Velosa.

Lea también: Suspenden semestre académico en la Universidad del Tolima

Entretanto, el primer semestre de 2019 iniciará el 15 de abril y el segundo comenzará hasta agosto y concluirá el 20 de diciembre del próximo año. 

Estas modificaciones consisten en retornar a clases el próximo 16 de enero de 2019 para terminar las 10 semanas que faltaron del segundo semestre del 2018, que fue la fecha en la que no hubo clases, lo que permite que se terminen los dos semestres del 2019 y concluir el ciclo que faltó del 2018, finalizando el 20 de diciembre con el reporte definitivo de notas.

Younes Velosa añadió: “nosotros reconocemos la realidad en la cual se han buscado alternativas, pero invitamos a que los representantes que están sentados en la mesa de diálogo, puedan encontrar un acuerdo que nos permita reanudar pronto las clases, porque son miles de estudiantes que no podrán terminar, ni ingresar a la universidad”.

Lea además: El paro sigue: no hay acuerdo entre Gobierno y estudiantes

Estas decisiones se tomaron como consecuencia del paro universitario y bajo la premisa de que ningún semestre se puede hacer en menos de 16 semanas de estudio.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido