Cargando contenido

El cierre obedeció a graves fallas en los protocolos del Covid-19.

Son en total 23 enfermos que estaban en dos clínicas que fueron cerradas
RCN Radio

Luego del cierre de dos reconocidas clínicas que prestan sus servicios en Manizales, la Aman y la Santa Ana, por graves fallas en los protocolos de los pacientes con Covid-19, se adelantó el traslado de pacientes hacia otras entidades de salud de la capital caldense.

La directora Territorial de Salud de Caldas, Jimena Aristizábal López, explicó que luego de recibir varias denuncias y tras el fallecimiento de un paciente por coronavirus, que coincidencialmente fue atendido en ambas clínicas, se ordenó una visita y se encontraron graves falencias, en las rutas de atención, en la entrega de elementos de protección al personal de la salud y en otros procesos que obligaron el cierre de esas instituciones hospitalarias.

Leer más:  El Inpec desmiente casos de COVID-19 en cárceles del Eje Cafetero

Durante el fin de semana, se avanzó en la reubicación de los pacientes, que son alrededor de 23 y que están afiliados a la EPS Cosmitet que presta los servicios de salud al Magisterio y sus beneficiarios. Fueron remitidos a las clínicas San Marcel y Avidanti.

La EPS Cosmitet, encargada de prestar los  servicios de salud a los docentes en el departamento de Caldas, anunció los centros médicos donde seguirán siendo atendidos los maestros y sus beneficiarios.

El coordinador Médico Regional, Edison Rafael Pitre Montero, sostuvo que “fue una decisión compleja y acatando las instrucciones de la Dirección Territorial de Salud de Caldas, con el fin de estandarizar las técnicas y procedimientos que garanticen la bioseguridad de los funcionarios y usuarios de las clínicas Santa Ana y Aman, se activó el plan de acción que permitió que los pacientes que se encontraban hospitalizados, especialmente en la clínica Aman, fueran trasladados a la clínica San Marcel”.

Leer más:  Ordenan el cierre de dos clínicas en Manizales por fallas en los protocolos

Indicó así mismo que las atenciones de servicios  de urgencias, serán atendidas en la clínicas san Marcel y Avidanti y en el Hospital de Caldas-SES.

Por su parte, el sindicato de Educadores Unidos de Caldas-Educal, se pronunció sobre esta situación que, según esa agremiación sindical, empeora el panorama para los docentes en el departamento, y que sumado a las falencias de la propia EPS Cosmitet deberán adaptarse a este cambio, que continuará afectando la calidad de vida de los usuarios. 

El fiscal de Educal, Hernán Patiño Arias, expresó que el cierre provisional de estas entidades afectan a casi 20.000 personas, entre educadores, pensionados y beneficiarios.

“Realmente se recibe el acuerdo del cierre provisional con preocupación, por la situación en sí misma que tiene que ver con la falta de cumplimiento de protocolos para atender pacientes que estén afectados por coronavirus, y por las denuncias mismas que expresaron los trabajadores de la clínica Aman y de la clínica Santa Ana, en razón a que no se ha dado el cumplimiento de protocolos para la prestación del servicio de cerca de 20.000 de usuarios en el departamento de Caldas entre docentes activos, pensionados y beneficiarios” indicó el líder sindical.

Leer más:  En centro vacacional, en medio de cuarentena, estarían más de 50 huéspedes

Añadió que no es la primera vez que se presenta una situación, pero esta es la más grave, pues recordó que en ocasiones anteriores, la Dirección Territorial de Salud de Caldas había ordenado el cierre de servicios en estas clínicas, lo que da cuenta que hay una situación irregular que no se ha entrado a resolver de fondo.

“La junta directiva de Educal, incluso en el transcurso de esta semana, envió un oficio a La Previsora y a las instancias nacionales, con el fin de denunciar  la situación crítica en términos de prestación de servicios de salud y entrega de medicamentos, que ha sido mucho más caótica durante estos días", indicó.

Sostuvo que "además solicitamos a esas instancias del orden nacional, que hicieran las intervenciones del caso a Cosmitet, EPS que atiende la región cafetera, porque eso es un problema de nunca acabar y no se interviene como corresponde, y la cual se agrava más en estos tiempos  de confinamiento” concluyó.

Leer más:  Con el coronavirus no se juega: regaño de Minsalud a habitantes de La Dorada

La víctima más reciente de Covid-19 en Manizales, es un pensionado del Magisterio que justamente fue atendido en las dos clínicas que fueron cerradas y donde al parecer fue trasladado domo un enfermo con dolores abdominales y no por coronavirus, es decir, sin los protocolos de bioseguridad.

Se trataba de Ariel Quintero, oriundo del municipio de Marulanda en el nororiente de Caldas, pero que estaba residenciado en Manizales, donde disfrutaba de su pensión desde hacía cinco años aproximadamente.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido