Cargando contenido

24 horas que se cumplieron a las 7 de la mañana de este 21 de Octubre, debió pagar de reclusión el alcalde del municipio de Chinchiná, Jair Antonio Tabares por el desacato de una tutela, donde se le exigía que debía vincular a una institución educativa a una menor con epilepsia local y parálisis cerebral.



El alcalde fue detenido el lunes 20 de Octubre, a las 7 de la mañana y se condujo a la estación de policía de la localidad donde cumplió la pena.

El hecho se dio porque el mandatario desobedeció una orden  de tutela interpuesta por la señora Blanca Doris Torres madre de una menor de 13 años que padece de parálisis cerebral; el mandatario a través de una valoración debía buscarle una institución educativa a la niña.

Según el mandatario la orden se incumplió la medida porque ninguna institución en la localidad esta en las condiciones de recibir debidamente a la menor.